Acto 4: ¡Fuego!

En la ciudad de Mariemburgo se esconden muchas más cosas de las que se ven a simple vista...

Moderador: Moderadores

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5834
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por igest » 11 Abr 2020, 18:47

El contacto con el frío y oscuro agua es sin duda el menor de las preocupaciones para vosotros en este momento. La corriente os arrastra hacia la desembocadura, mientras os alejáis de la barca poco a poco dando brazadas, que dada vuestra situación os acercan poco a poco al Vlakland... de vez en cuando miráis hacia atrás y véis que el fuego del embarcadero ha logrado consumir la vela con gran rapidez, pero la estructura principal del velero élfico parece intacta.

También véis como vuestra barca se aleja empujada por la corriente, y las llamas, han empezado a crecer nuevamente... no explotará como un bonito espectáculo de fuegos artificiales pero sin duda, las llamas darán buena cuenta de la barca hasta que finalmente acabe por hundirse y sea arrastrada al fondo...

¡Que pena de incidente con el fuego!, ojala hubiesemos podido disfrutar de alguna oportunidad más para disparar. - le grita Konrad por encima del ruido del rio a su compañero Theo, que sigue nadando con buen ritmo....

Apenas os quedan ya unos pocos metros hasta alcanzar ya podéis vislumbrar los destartalados edificios del Vlakland. Por suerte para vosotros, hace tiempo que las lluvias no han sido demasiado abundantes, pues de otro modo os encontraríais un lugar posiblemente enfangado o incluso cubierto por el agua desbordada del rio... algo a lo que sus habitantes están bastante habituados. Theo es el primero en alcanzar la orilla... saliendo del agua empapado, pero conservando la vida. Unos instantes más tardes llega Konrad... y Theo le ayuda a salir... por suerte para vosotros habéis logrado salir airosos del desenlace de la barca, que ya habéis perdido a la vista... no sabéis si ha sido arrastrada por la corriente fuera de vuestra línea de visión o si esta finalmente se ha precipitado al fondo...

No véis a nadie a vuestro alrededor... parece que la gente del Vlakland no acostumbra a trasnochar. Theo acaba de sacarse el agua como buenamente pueda, y revisáis que vuestras cosas estén ... aunque parece que en este pequeño "baño nocturno" algo se ha perdido... La ballesta... Theo le pregunta a Konrad, que simplemente se encoje de hombros mientras comprueba como también de su mochila han desaparecido el pichel y los cubiertos de madera que siempre acostumbraba a llevar encima.

Desde la distancia Theo puede ver que la actividad en el embarcadero ha crecido, y al tiempo que esta aumenta, las llamas del barco disminuyen... y no solo eso parece que hay movimiento en otro barco.

Avatar de Usuario
Nocturno
Mutado
Mutado
Mensajes: 296
Registrado: 26 Mar 2018, 08:05

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por Nocturno » 14 Abr 2020, 00:17

Theo Lobster

No había nada como un baño relajante a la luz de las lunas... Aunque lo suyo era un baño arriesgado en el Reik con el peligro de que la corriente les llevara a alta mar mientras el frío del agua les amenazaba con acabar con ellos. Theo y Konrad lucharon contra la corriente y consiguieron arribar el Vlakland sin demasiadas dificultades; Parecía que ahora volvía a lloviznar y Theo se acordó de la barca en llamas, pero no pudo verla en el río. Tal vez se había hundido o tal vez se la había llevado la corriente.

En el otro lado, en el Elfsgemeente parece que el pequeño proyecto pirómano no ha tenido buen fin, y ni siquiera hay rastro de alborotadores en el distrito. Era una pena, pero ahora tenían que ver por ellos.

Theo trató de hacer memoria sobre si conocía a alguien en Vlakland, o más bien si conocía a alguien de fiar. Mientras buscaba mentalmente le preguntó a su compañero.

Konrad, necesitamos ocultarnos en alguna casa hasta mañana, ¿conoces a alguien que pueda guarecernos o nos gastamos unas monedas?

El Vlakland es un sitio tan pobre que se decía que los pavos de un tal Manolo picaban los troncos destinados a los mástiles de los astilleros porque creían que eran gusanos largos y gordos, así que no tendrían problema en conseguir guarecerse a cambio de unas momnedas.

Pero tendrían que hacerlo bien rápido o podrían tener problemas.

Avatar de Usuario
SrSkaven
Mutado
Mutado
Mensajes: 114
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por SrSkaven » 15 Abr 2020, 12:29

Konrad Reder

Estaba empapado y el plan había fallado. Maldijo entredientes mientras intentaba sacar el agua de las botas y comprobaba que se había perdido en las oscuras aguas del Reik. Al menos habían logrado llegar al Vlakland y permanecían de un pieza. Por ahora, claro. Un escalofrío recorrió la espalda de Konrad al pensar en las formas que tendría el Ordo de castigar el fracaso de sus miembros.

Konrad, necesitamos ocultarnos en alguna casa hasta mañana, ¿conoces a alguien que pueda guarecernos o nos gastamos unas monedas?

Su compañero lo alejó de sus pensamientos. Lo más urgente ahora era no caer presa de los maniquíes. Meditó unos segundos en silencio y recordó lo que había dicho Mathias hacía unas horas.

¡Cora! ¡Cora Hedwig! Mathias dijo que podría escondernos. Espero que esté en lo correcto, sino tendremos que hacer que se trague sus palabras. No sería prudente que pasaramos la noche en una posada, será el primer sitio donde busquen a los responsables del ataque. Vamos, rápido.

Konrad se gira dispuesto a buscar, sin llamar demasiado la atención algún trasnochador que pueda reconocer el nombre de Cora Hedwig y olvidar a los dos extraños empapados por unas monedas.

Avatar de Usuario
Nocturno
Mutado
Mutado
Mensajes: 296
Registrado: 26 Mar 2018, 08:05

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por Nocturno » 17 Abr 2020, 11:51

Theo Lobster

Su compañero lo alejó de sus pensamientos. Lo más urgente ahora era no caer presa de los maniquíes. Meditó unos segundos en silencio y recordó lo que había dicho Mathias hacía unas horas.

¡Cora! ¡Cora Hedwig! Mathias dijo que podría escondernos. Espero que esté en lo correcto, sino tendremos que hacer que se trague sus palabras. No sería prudente que pasaramos la noche en una posada, será el primer sitio donde busquen a los responsables del ataque. Vamos, rápido.

Theo siguió a Konrad mientras seguía tratando de esforzarse en recordar a alguien de confianza de la zona. Sacudió la cabeza y sus pensamientos, puesto que correr y pensar no eran demasiado compatibles. Decidió que seguir a su compañero era lo más adecuado, ya se pararía a pensar si les fallaba la tal Cora.

¡Vamos! ¡Rápido Konrad!

Animó a su compañero y a sí mismo.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5834
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por igest » 19 Abr 2020, 13:05

El nombre de Cora regresó a la cabeza de Konrad en el momento adecuado...

Cora Hedwig...

Así pues, sin mucha más dilación ambos emprendéis la búsqueda de esta mujer sin tener muy claro donde encontrarla, pues era Mathias quién pronunció su nombre... De hecho, es la primera vez que lo escuchabáis, ¿de que conocía a esa tal Cora? Bien, ahora no era el momento de hacerse preguntas.... un vistazo por encima del hombro os permite ver, pese a la distancia, que la actividad es frenética en el embarcadero élfico. Tampoco podéis distinguir bien a esta distancia lo que sucede, pero os hacéis una idea del cabreo que pueden tener en este momento los maniquies...

Vuestra carrera por las calles del Vlakland. Pronto descubrís que en mitad de la noche, este barrio hace aún más honor si cabe a lo que se dice de él. El barro cubre las calles por todas partes, las sombras que dan las desvencijadas casas se alarga aún más dado que las nubes impiden que la luna pueda iluminar aunque sea ligeramente por donde avanzáis. De hecho, una o dos veces estáis a punto de tropezar al no ver la basura que se acumula. Las calles son cada vez más estrechas y después de un rato avanzando habéis perdido la orientación exacta. Os preguntáis si alguien puede moverse por un lugar así, donde no hay ni una sola antorcha iluminando las calles, o donde no véis ninguna luz procedente de los pequeños ventanucos de las casas que se apiñan tambaleantes a ambos lados de las callejuelas que recorréis.

De pronto, Konrad se detiene... le pareció escuchar algo en una calle a vuestra derecha... juraría haber visto una sombra moverse. No sabe si es realmente algo que se movía o simplemente un engaño más de sus ojos en medio de tantas y cambiantes sombras en un lugar donde no se escucha ni un solo ruido.

Avatar de Usuario
SrSkaven
Mutado
Mutado
Mensajes: 114
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por SrSkaven » 24 Abr 2020, 20:14

Konrad Reder

Ni un alma, solo barro y basura. Al menos podría ser un buen barrio para esconderse de los maniquíes. Aunque fuera en la calle. Konrad avanza intentado aparentar seguridad, caminando tan decidido como puede mientras tropieza con los desperdicios arrojados por el suelo. Un ruido en la calle de la derecha pone en guardia al galeno, a esta distancia y en la oscuridad es casi imposible distinguir nada, pero Konrad juraría que algo se había movido. Seguir deambulando en la oscuridad no parece un buen plan, el plan ha fracasado y Konrad no soporta que la situación se escape a su control.

Theo, rápido, por aquí se ha movido algo.

Konrad casi lo susurra, acercándose lo suficiente como para agarrarle de la camisa y haciendo un ademán de avanzar hacia la calle, esperando en realidad que su compañero tome la iniciativa.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5834
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por igest » 02 May 2020, 19:37

Theo no puede distinguir claramente el rostro de Konrad en medio de la oscuridad, y apenas le han llegado las palabras de su compañero como un susurro en los oidos.

Theo, rápido, por aquí se ha movido algo.

Las palabras de Konrad han conseguido el efecto deseado, pues Theo se lanza instintivamente en la dirección que su compañero le indica. A rápidas zancadas, con Konrad a su espalda, Theo avanza hacia el oscuro callejón y entonces también lo detecta... una figura que envuelta en una capa, y que claramente lleva algo escondido bajo esa capa. Pero la curiosidad de Theo en ese momento no le hace fijarse mucho tiempo y decide actuar con presteza... lanza una zancadilla a la figura que se mueve en las sombras, auqnue quizás sea por la oscuridad o quizás por un ligero resbalón en el barro no consigue alcanzar su objetivo.

Ahora la figura embozada en la capa se ha percatado de vuestra presencia, y se gira hacia vosotros. En la oscuridad podéis ver un pequeño brillo que diríais es de algo metálico al moverse la capa, no alcanzáis a distinguir perfectamente lo que es, pero vuestros años en la ciudad os dicen que a buen seguro se trata de un cuchillo lo que tiene en una mano, en la otra y aún bajo la capa lleva algo más, pero no podríais decir de que se trata. Ahora tenéis a quién se esconde bajo esa capa acorralado contra una pared, gracias a que Konrad ha aprovechado el movimiento de su compañero para rodearlo.

Todo son sombras y el frío va haciendo mella en vosotros. ¿De quién se trata? y ¿Que hace en un lguar como este? Quizás una vez que hayáis silenciado a quién esta bajo la capa podáis descubrir que transporta bajo la capa....

Avatar de Usuario
Nocturno
Mutado
Mutado
Mensajes: 296
Registrado: 26 Mar 2018, 08:05

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por Nocturno » 05 May 2020, 11:07

Theo Lobster

Theo, rápido, por aquí se ha movido algo.

Theo se mueve hacia el callejón y observa una figura moviéndose en las sombras. Casi sin pensarlo le tira una zancadilla pero hombre parece zafarse. Asustado se aparta y parece defenderse sin mediar palabra. ¿Es un cuchillo lo que tiene en la mano?

La mente no paraba de pensar sobre la manera de actuar. Si conseguía desviar la mano del cuchillo seguramente Konrad podría evitar que usara lo que escondiera bajo la capa... Entonces tuvo un momento de iluminación; ¿qué diablos estaban haciendo? ¡Ellos no eran unos vulgares asaltantes!

Mostró las palmas de las manos en un gesto que mostraba que no llevaba armas, pero sin alejarlas del cuerpo para poder defenderse.

¿Quién vive?

Preguntó mientras la tensión alzaba cotas extremas en aquel callejón

Avatar de Usuario
SrSkaven
Mutado
Mutado
Mensajes: 114
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por SrSkaven » 11 May 2020, 18:39

Konrad Reder

Parece que el entusiasmo inicial de Theo por entablar combate con el encapuchado se han iniciado. Konrad observa en silencio como la misteriosa figura echa mano a algún objeto que arroja destellos a la tenue luz que proporciona el barrio.

¿Quién vive?

Observa la escena con sangre fría, intentando discernir que podría esconder bajo la capa. Mientras, lleva su mano hacia el lado derecho de su cintura, fingiendo asir un cuchillo inexistente en una pose intimidatoria.

Vamos, contesta.

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5834
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por igest » 13 May 2020, 16:58

¿Quién vive?
Vamos, contesta.

En medio de la oscuridad vuestras palabras parecen reverberar, mientras que la figura, permanece impasible, acorralada como esta.... mantiene la mano con un cuchillo, como bien intuistéis, apuntando hacia vosotros. Primero hacia uno, luego hacia el otro, en movimientos rápidos y nerviosos. Podéis escuchar su respiración agitada, pero en cierto modo y, pese al cuchillo, en su mano eso os tranquiliza porque tenéis claro que se trata de una respiración humana.... y eso en medio de esta noche (y de cualquiera podríais asegurar) puede considerarse casi un respiro.

Los segundos parecen durar una eternidad, al menos esa es la sensación que tenéis. Lo único que parece ir a una velocidad mayor al resto de lo que está sucediendo, es la mano que sostiene el cuchillo apuntando a ambos lados... de pronto, casi como un débil susurro, la voz de la figura empieza a brotar... pero pronto notáis que el tono gana en confianza (o al menos eso parece):

No se quienes sois, ni que hacéis aquí, quizás sería mejor que cada uno siga su camino y asunto resuelto.

Hace una tensa pausa... antes de proseguir...

No querría usar innecesariamente esto. dice, agitando el cuchillo con un movimiento ligeramente más pausado, casi como si quisiera con ello mostrar cierta conciliación, o como si hubiese recobrado la calma tras la sorpresa inicial que pudiera suponer el que lo sorprendieráis en su "paseo nocturno".

Avatar de Usuario
SrSkaven
Mutado
Mutado
Mensajes: 114
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por SrSkaven » 21 May 2020, 20:58

Konrad Reder

La figura parecía haber cobrado seguridad. Konrad esperaba que a la desdichada sucesión de acontecimientos no se sumara que un desquiciado lo apuñalase en un callejón.

Sí, quizás sea lo mejor...

Miró un segundo a Theo y luego pensó que tras un chapuzón en el canal se merecían cierta compensación. Centró su vista de nuevo en el extraño, que parecía ansioso por deshacerse de esos dos desconocidos.

Ya hemos visto como brillan tu cuchillo, enséñanos como brillan unas monedas y los tres nos olvidaremos de este encuentro.

Avatar de Usuario
Nocturno
Mutado
Mutado
Mensajes: 296
Registrado: 26 Mar 2018, 08:05

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por Nocturno » 22 May 2020, 22:30

Theo Lobster

...No se quienes sois, ni que hacéis aquí, quizás sería mejor que cada uno siga su camino y asunto resuelto....

...Ya hemos visto como brillan tu cuchillo, enséñanos como brillan unas monedas y los tres nos olvidaremos de este encuentro....

Era el primer asalto nocturno de Theo y la adrenalina corría por sus venas. La propuesta de Konrad parecía razonable, al fin y al cabo eran dos contra uno... Recuperarían algunas monedas y podrían tomarse unas cervezas; Beber para olvidar una noche aciaga, o para celebrar el éxito.

Vamos amigo, haz las cuentas, nosotros somos dos...

Hizo una pausa que trató de hacer parecer teatral y continuó:

Unas monedas bien valen la tranquilidad en esta hermosa noche, ¿no crees?

Sonrió tratando de parecer confiado y lentamente llevó su mano bajo la capa, aunque no llevaba nada. ¿Descubriría el farol? Theo sabía luchar en la calle, pero no quería correr el riesgo... A menos que el hombre se pusiera agresivo: Más riesgo, más ganancia, y entre dos debería ser fácil.

¿Qué va a ser?

Avatar de Usuario
igest
Portador de los dados
Portador de los dados
Mensajes: 5834
Registrado: 25 Sep 2006, 18:04
Ubicación: En lo más oscuro de la biblioteca secreta
Contactar:

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por igest » 02 Jun 2020, 19:21

Tras decidir que el incauto con el que os habéis topado en la noche se convertirá en cierto modo en vuestro chivo espiatorio, y fuente de recursos para poder llenar las bolsas, las palabras surgen rompiendo el silencio en medio de la oscuridad. En medio de toda esa oscuridad, no podéis discernir el gesto de su rostro y no sabéis si vuestras palabras han logrado hacer su necesario efecto.... De hecho, su actitud sigue pareciendo defensiva en medio de esta oscuridad.... se os tensan los músculos, pensando en si vuestro "farol" logrará intimidar a la figura o si necesitaréis recurrir a la fuerza... ahora ya no parece que haya vuelta atrás.

Entonces, lo escucháis por primera vez... ya no es el sonido de su respiración agitada, o la vuestra... el hombre habla, con una voz que claramente os revela su relativa juventud.

- Esta bien, aquí tenéis...

Mientras dice eso, retrocede un paso, y levanta ligeramente la mano más adelantada, un gesto para intentar denotar que no hará nada extraño intuís. Entonces retira la mano, para sacar una pequeña bolsa del cinturón. Escucháis el claro sonido del metal mientras la deposita en el suelo un paso por delante suya despacio... No deja de miraros, al tiempo que empieza a moverse hacia un lado, alejándose de la bolsa dejando claro que quiere que le habráis paso para continuar su camino, mientras vosotros continuáis con el vuestro....

Avatar de Usuario
SrSkaven
Mutado
Mutado
Mensajes: 114
Registrado: 03 Feb 2019, 13:56

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por SrSkaven » 09 Jun 2020, 10:55

Konrad Reder

El joven parece intimidado, aunque más por la presencia de Theo que por las amenzantes palabras de Konrad. Ante el inconfundible sonido del tintineo de unas monedas Konrad solo puede sonreir. Mientras avanza un paso hacia la bolsa posa una mano sobre el hombro de su acompañante, invitándolo a dejar el suficiente espacio entre ellos y la pared para que su inesperado financiador pueda marcharse sin sentirse amenazado.

Una sabia decisión, puedes retirarte amigo. Con una amplia sonrisa, que apenas se perfila en el oscuro callejón, imprime a cada una de las palabras un tono burlesco.

Bien, busquemos algún sitio donde podamos comprar discreción y un lecho caliente sin demasiadas pulgas. Susurra a Theo mientras espera a que el joven se marche para recoger la bolsa.

Avatar de Usuario
Nocturno
Mutado
Mutado
Mensajes: 296
Registrado: 26 Mar 2018, 08:05

Re: Acto 4: ¡Fuego!

Mensaje por Nocturno » 10 Jun 2020, 20:43

Theo Lobster

La noche parecía cada vez más fría mientras el hombre titubeaba sobre el asalto de Theo y Konrad. Por un momento parecía que iba a luchar por su oro, pero al final valoró la situación y sopesó los dos hombres que tenía en frente y cedió.

Los dos se apartaron y dejaron que se perdiera en la noche, agachándose para coger el botín. Theo abrió la bolsa y contó el contenido, antes de buscar un sitio donde pasar la noche y volver al Martín pescador sin levantar sospechas.

Responder

Volver a “Armas para el pueblo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados